Novedades

31 - 03 - 2018

ENTREVISTAS

ENTREVISTA A LA LICENCIADA EN NUTRICIÓN VALERIA FERREIRA

 

Sobre su carrera


¿Cuál es tu área de desempeño de la profesión?

Actualmente soy docente de la Universidad de la República, tengo dos cargos en la sede Tacuarembó, uno es desde la Escuela de Nutrición; coordino la carrera Técnico Operador de Alimentos que es la segunda carrera de la Escuela de Nutrición; y otro cargo vinculado al egresado, en la Unidad de Educación Permanente, cuya función es fomentar distintos cursos de actualización para los egresados universitarios y trabajadores de áreas específicas.

¿Cómo se fue dando tu inserción laboral?

Yo egresé hace 21 años. Mi primera, por así decirla, inserción laboral fue en el marco de una pasantía, de las primeras que se generaron en los comedores universitarios. Éramos 3 pasantes, las tres de la misma generación, y me recibí durante esa pasantía como Grado 1 en los comedores universitarios. La verdad es que, a pesar de que fueron solo 6 meses, fue una muy buena experiencia en lo que llamamos alimentación colectiva. El 15 de febrero de 1996, es la fecha de mi egreso, empecé trabajando en el comedor de un colegio y ese mismo año como suplente en dos mutualistas en el área de nutrición clínica. En una de estas estuve 13 años de mi vida profesional, y la verdad es que mi carrera siempre fue ininterrumpida, a excepción de 2007 cuando volví a mi Tacuarembó natal que estuve un año y medio sin trabajar.

Si bien ejercí muchos años en nutrición clínica, también trabajé en deporte, en comedores, en el primer nivel, estuve 3 años en un proyecto con comunidades rurales haciendo promoción y prevención, también trabajé políticas, como docente, la verdad que fue diversa. A excepción de la industria alimentaria, que no incursioné, puedo decirte que pasé por varias de las áreas de ejercicio de la profesión.

Con el trabajo ¿se te fueron abriendo puertas?

Sí, sin dudas. Uno suele presentarse en propuestas o áreas en las que tiene afinidad, pero los 21 años de profesión me han llevando por distintos caminos. Las áreas que te comentaba y también mi acompañamiento desde AUDYN me abrió la cabeza, uno tiene que mirar el colectivo, pararse como profesional, pero mirar por un colectivo.

A su vez valoro mucho el trabajo interdisciplinario, el trabajo en equipo, que te permite visualizar tu profesión junto con otras. Cada profesión aporta a tu trabajo. Siempre aprendí mucho y estuve abierta a poder recibir el aporte de los demás que solo fortalece tu accionar. Poder construír con otras disciplinas desde el abordaje que sea: el alimento, el usuario, cliente o paciente.

Lo que haces en este momento ¿es lo que buscabas hacer?

Y la verdad, es que solo tengo agradecimiento para mi carrera, lo que aprendí desde lo profesional y de lo personal, que, siempre digo, no tiene precio.

Si, disfruto el trabajo colectivo, en equipo, que es una recomendación que siempre hago.

¿Los estudiantes y egresados pueden capacitarse en el interior o tienen que venir a Montevideo?

Los egresados en el interior, hablando específicamente de nutrición, acabamos de tener un curso de Educación Permanente con la Escuela de Nutrición en Tacuarembó donde fuimos 41 Licenciados en Nutrición de 7 departamentos diferentes. Fueron muy buenas jornadas para intercambiar cómo estamos haciendo el tratamiento, cómo podemos innovar, generó también la discusión desde la propia perspectiva de la profesión, cómo estamos parados y demás, así que fueron muy buenas jornadas.

Hay muchos cursos online, de hecho hay maestrías y posgrados a distancia, varios colegas lo han hecho en España. Ahora AUDYN promovió uno con Chile y hay un grupo importante de colegas haciéndolo, hay maestrías locales también, con distintos costos, pero está en el colega actualizarse, según el tema de interés, la globalización existe también para la educación y el posgrado. Te podés formar y actualizar en lo que deseés. El colega tiene que sentir que hay opciones, está en buscar qué es lo que más me gusta, el costo si puede o no, si prefiere a distancia o la interacción personal, pero hay muchas opciones, hay que buscarlas.

¿Cómo ves a la profesión hoy con respecto a años atrás?

En estos 20 años la carrera ha cambiado mucho. Nuestra inserción laboral habitual ha sido siempre el área clínica, sigue primera, pero estamos en la industria alimentaria, en las políticas de gobierno en distintos ministerios, estamos en el deporte que antes era solo para los médicos y los deportólogos básicamente, la industria alimentaria nos llama para asesorar, para educar, educamos para distintas patologías, pero siempre abriendo caminos, eso es bueno. Realmente ha crecido y esto tiene mucho que ver con los esfuerzos colectivos. Siempre hay algún Licenciado en Nutrición que destaca en alguna área que después va generando y abriendo caminos. Lo que está bueno es no dejar de buscar esas nuevas áreas, esas nuevas puertas de inserción laboral.    

Si tuvieras que dar tres sugerencias para desarrollar la profesión de forma gratificante, ¿qué nos sugerís?

Disfrutar siempre mucho de la profesión, disfrutar de los aportes de otros. El seguir actualizándose, buscar apoyos en el equipo e integrarlo, no trabajar solos, si en tu equipo hay colegas, reunirte con tus colegas, pero también abrir la cabecita con otras disciplinas siempre es bueno y de alguna manera te da opciones de otros formatos de trabajo. Buscar, investigar, poder aggiornarte, proponer, hacer propuestas, ser creativo. No quedarnos en la rutina de trabajo, en completar la ficha de kardex, ser propositivos.

 

Sobre AUDYN


¿Por qué considerás que es importante formar parte de AUDYN?

Yo trabajé y me vinculé desde mi egreso a AUDYN, desde el vamos, a mi Asociación y a mi profesión las defiendo a muerte. Nuestra Asociación tiene su espíritu, la lucha de y por un colectivo, el poder aportar y construir, hacer aportes constructivos. Cuando los egresados o los socios hacen alguna crítica pregunto "¿cuál es tu planteo? ¿cuál es la posible solución? Construyámosla juntos". Problemas hay muchos, en todas las disciplinas, en todas las carreras. En la Asociación se genera una instancia de poder crecer como profesión todos juntos, aportando juntos, sí criticando, pero cuando la crítica es constructiva, podemos crecer juntos. Nuestra Asociación tiene más de 60 años, o sea, hay que crecer con ella, hay que apoyarla. Apoyar en la reglamentación, en la actualización, procesos que llevan su proceso y su tiempo, que no siempre son los nuestros, el tema es continuar trabajando.

Hay que apoyar a AUDYN, sin duda, independientemente de las personas, porque es nuestra Asociación profesional. Cada uno tiene su propia experiencia, cuando sentís que podés aportar a un tema que AUDYN convoca, no miro de afuera, sumo, aporto, de eso se trata.

¿Qué beneficios actualmente tiene AUDYN que creés son importantes tanto para los estudiantes como para los egresados?

Es crecimiento para todos. Es eso, salir de mi ombligo como les digo yo y poder compartir mis experiencias y apoyar a todo el colectivo. Eso es lo que promueve AUDYN.

¿Por qué le aconsejarías asociarse a AUDYN a los nutricionistas o estudiantes que viven en el interior?

Porque Audyn es nacional. Somos un país tan chico y hoy por hoy la tecnología te permite tener este contacto. Se cuestiona la centralización, pero en realidad hay que promover la reunión de todos. Mi asociación me aporta esto, es nacional, es mi referente. Lo cual no quita que podamos tener grupos colectivos en el interior. Por ejemplo, por mi radicación, conozco claramente a mis colegas de Tacuarembó, por mi cercanía a los de Rivera, a muchos de Cerro Largo y otros departamentos del norte, el intercambio se genera y es bueno. Pero la referencia en este momento está en Montevideo, tomando los aportes de todo el país. Vamos a ser parte de esta Asociación que es para todos y está centralizada en la capital, sí, pero es nacional. Es nuestra asociación, seamos socios de ella.

¿Creés importante estar en contacto con otros colegas después de egresado? ¿Por qué?

El intercambio es fundamental. Ya sea desde la catársis, a veces necesaria, por los salarios, para proponer algo vinculado a la formación, por la no inserción suficiente en determinada área, etc. El contacto permite buscar posibles soluciones o estrategias colectivas que canalizamos con el apoyo a AUDYN. El intercambio y el contacto siempre es para crecer.

Y desde AUDYN un ejemplo claro de esta necesaria vinculación e intercambio con colegas ha sido y es el Comité de Nutricionistas del MERCOSUR – CONUMER -, donde hemos estado creciendo y construyendo juntos por más de 20 años con colegas de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y en alguna oportunidad con Venezuela. Compartido y actualizado información sobre temas importantes de nuestro quehacer profesional trabajado desde diversos subcomités: ética, enseñanza, normativas alimentarias, seguridad alimentaria. Muchos documentos elaborados para fortalecer nuestra profesión en el MERCOSUR y América Latina.

 

Sobre el rol de los nutricionistas


¿A qué considerás que se debe el deterioro de los hábitos alimentarios saludables en los uruguayos?

Cuando analizamos las encuestas de factores de riesgo al Ministerio, uno se pregunta ¿en qué nos equivocamos? En las últimas Guías alimentarias se habla mucho de los ultraprocesados, de promover el hábito de comer en casa. Los adultos responsables estamos con muchas horas de trabajo fuera de casa que nos llevan a buscar distintas opciones más prácticas, más rápidas. Trabajé 14 años en la clínica y antes no podía pensar en un infarto antes de los 50 años y ahora estamos teniendo infartos a los 30, a los 20. Entonces, ¿qué discurso tenemos que dar y por dónde tiene que pasar como profesionales de la salud en general? En esto no estamos solo los Licenciados en Nutrición, sino que está el resto del equipo de salud, buscando mejorar los hábitos desde la infancia, desde donde formamos esos hábitos. Es desde el discurso que tenemos que pensar estratégicamente. Y ahí es donde tenemos que posicionarnos juntas las distintas disciplinas para tener el mismo discurso, claro, preciso.

¿Qué tan receptoras son las familias uruguayas en cuanto a las políticas públicas de alimentación saludable?

Algo esta fallando en Uruguay: bajó el consumo de frutas y verduras, aumentaron las enfermedades y factores de riesgo, mientras desde las diversas instituciones hemos estado trabajando en esto, pero, ¿qué pasa con los uruguayos que no cambian el chip? Aunque tenemos la información, que estamos continuamente trabajando, no hay cambios, vuelvo a la mejora de la estrategia a utilizar.

¿Cuál creés debería ser el rol de los nutricionistas en nuestro país?

Estamos insertos en todas las áreas. Debemos pensar siempre que nuestro trabajo aporta al grupo en el que esté. En la industria alimentaria, no estoy solo, en la salud, no estoy solo. Trabajar con las otras disciplinas, hacer propuestas creativas desde mi rol. Si me actualizo, promuevo otras cosas y de forma diferente; si me quedo en mi rutina y me estanco no sirve. Saber trabajar en equipo, en interdisciplina, y ser creativo, hacer propuestas actualizadas y aggiornarse para eso.

¿Qué podrían aportar los nutricionistas para mejorar la salud de los uruguayos?

Hay que estar plantado desde las políticas, tenemos colegas trabajando allí, por suerte, esto ha mejorado mucho. Tenemos colegas en el MIDES, en el Ministerio de Salud, en algunas Intendencias, estamos insertos en la industria donde podríamos llegar a cambiar aspectos nutricionales. Creo que es reforzar el rol donde estamos, en esos ámbitos es donde podemos tener incidencia. En mi caso soy docente en la Universidad y promuevo cursos, hago extensión universitaria, trato de concientizar a mi comunidad local hacia hábitos más saludables. Creo que cada uno desde su lugar puede promover, hacer sentir que, desde lo nutricional e interdisciplinario, podemos buscar estrategias conjuntas y mejores soluciones. Cuando algunas colegas ocupan un cargo de incidencia podemos promover y apoyarlas, bajemos sus propuestas, respaldemos.

¿Qué es lo que más te gusta o apasiona de esta profesión?

Yo amo mi profesión, no hubiera elegido otra. No tengo más que reconocimientos y agradecimientos en estos 21 años de ejercicio. Aprendí la importancia del trabajo en equipo, tuve el gusto de poder investigar temáticas que eran de interés porque tuve gente que me respaldaba en esto. La profesión me permitió aplicar lo que aprendí, aprendí mucho en cada lugar donde trabajé, siempre hubo un ida y vuelta a cada propuesta. Tengo una carrera muy linda que es del área salud, pero a su vez es social, porque comer es un acto social, y he tenido el gusto de aplicar esa visión global del alimento y la nutrición en cada lugar.

 


Ser socio de AUDYN tiene muchos beneficios:



Asesoramiento

Los socios de AUDYN cuentan con asesoramiento contable y jurídico gratuito.


Convenios

Por ser socio de AUDYN accedés a descuentos en variados rubros.


Educación

Ser socio de AUDYN te permite tener descuentos y obtener becas en maestrías, congresos y cursos.